FormaciónRevista nº2

Becas que impulsan la formación y ofrecen oportunidades reales

DESDE 2011 LAS BECAS TALLER DE OFICIO DE LA FUNDACIÓN MAS, EN COLABORACIÓN CON LA FUNDACIÓN CAJASOL, PERMITEN QUE JÓVENES EN SITUACIÓN DE DESEMPLEO SE LABREN UN FUTURO ESTABLE DENTRO DE LA CADENA DE SUPERMERCADOS.

 

LAS BECAS TALLER de Oficio de la Fundación MAS tienen como objetivo fundamental enseñar un oficio enfocado al sector de la distribución alimentaria a jóvenes desempleados de entre 18 y 29 años. Esta oportunidad laboral cuenta con la colaboración de la Fundación Cajasol desde 2015 y Grupo Hermanos Martín.

Gracias al aprendizaje recibido durante tres meses, jóvenes como José Miguel Machío Díaz y Alicia Ledesma Mayora se han incorporado a las secciones de productos frescos de pescadería y panadería respectivamente.

Ledesma se enteró por casualidad de esta oportunidad que cambiaría su vida gracias a la recomendación de la madre de una amiga y, a día de hoy, no hace más que agradecer la coincidencia: “estoy tremendamente agradecida por la oportunidad, todo lo que puedo decir de la Fundación MAS es bueno, pues me han ayudado a labrarme un futuro más estable y que me permite compaginar vida y trabajo”.

Una opinión similar es la que guarda Machío, ya que como él mismo subraya “si tuviese que valorar a la Fundación MAS del 1 al 10, le daría un 10. Porque gracias a ellos me han dado la oportunidad de tener un trabajo estable y formar una familia, ya que voy a ser padre dentro de poco”.

MÁS DE UN 50% SE INCORPORA A LA PLANTILLA UNA VEZ FINALIZADO EL PERIODO FORMATIVO

Lo que llamó la atención de ambos eran las oportunidades reales de encontrar un puesto de trabajo que les permitiera estabilizar sus vidas y, así ha sido. Después de recibir formación teórica durante una semana aproximadamente, han contado con un formador a su disposición para enseñarles de primera mano el oficio a lo largo de tres meses. Ambos aseguran que si no fuera por esta tutorización no podrían desempeñar su trabajo con soltura e incluso “venciendo la timidez de cara al público”, en el caso de Machío.

Pero no sólo lo tutores han contribuido a su buen hacer, también ha sido imprescindible en el camino la ayuda brindada por sus compañeros, como asevera Ledesma: “una de las cuestiones que me gustaría destacar es el trabajo en equipo. Aquí todos nos ayudamos y gracias a ellos estoy aprendiendo constantemente”.

Esta puntualización coincide con Machío, que siente que no ha ganado únicamente un trabajo, sino también amigos y formar parte de una gran familia como es MAS. La selección fue “dura”, pues el número de candidatos es muy amplio, pero “mereció la pena”, señala Ledesma.

Las claves para triunfar, según Machío, pasan por “trabajar duro y escuchar. Seguir las directrices y los consejos que te dan tus compañeros, que siempre quieren ayudarte”. Así, más de 40 jóvenes se forman cada año y más de un 50% se incorpora a la empresa para hacer carrera dentro de ella. Para el próximo 2018 se espera duplicar estas cifras.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies