DeporteRevista nº7

Club Natación Mairena, crecimiento deportivo con un estilo trabajado

La Fundación Cajasol apoya desde hace ocho años a la entidad deportiva sevillana que ha hecho posible encontrar un hueco en el panorama nacional de este deporte.

La sociedad actual no piensa en la natación como un deporte de importancia, a no ser que admire los grandes logros de grandes nadadores internacionales cada cuatro años en los Juegos Olímpicos. Pero desde hace tiempo, Mairena del Aljarafe, uno de los municipios sevillanos que más ha crecido últimamente, tiene entre sus clubes profesionales al Club Natación Mairena. En sus instalaciones nos recibe Óscar Guerrero, presidente del equipo; y Antonio Ordóñez, director deportivo y vocal de la Junta Directiva. Los dos son antiguos nadadores del Club. Ambos han crecido a la par de las aspiraciones de la entidad.

Y fue en 1983, bajo una denominación diferente a la actual, pero con los mismos mimbres, cuando se pone en marcha el proyecto deportivo. “En la primera etapa, la entidad es una de las más representativas en la provincia, aunque no mayor que las de Sevilla”, narraba Ordóñez.

Más tarde vendrían cambios, y el club se convierte en un ente en el que sólo pueden participar los deportistas nacidos en la localidad sevillana. El actual director deportivo nos cuenta que el equipo se quedó en seis nadadores, algo que no esperaban. No obstante, la llegada de Antonio Reina cambió el sentir de este círculo. El Club Natación Mairena se preparaba para despuntar en la natación. “En 1989 entra Antonio Reina, que era hasta hace unos años el entrenador del primer equipo del club, así como Director Técnico. Él ha sido precursor de la parte moderna que conocemos del club (…) A partir de ahí el equipo ha ido evolucionando hacia un club de nivel provincial y territorial”, destacaba.

Con el paso de los años, la evolución en la que se encontraba el club les hizo pasar a estar entre los cuatro más importantes de la provincia, a lo que la natación se refería. “El Club Natación Mairena ya empezaba a presentar nadadores al campeonato de Andalucía, a los campeonatos territoriales (…) y es en el año 1999 cuando el club da un salto cualitativo, porque se crea la piscina cubierta en Mairena del Aljarafe”, argumenta el director deportivo.

Hasta entonces los nadadores tenían que entrenar en piscinas cubiertas que estaban repartidas entre Sevilla o San Juan de Aznalfarache. Y esto dificultaba el entrenamiento de cada uno de los profesionales para aspirar a cotas más altas. Pero este hecho, según cuentan en la entidad, marcó un antes y un después. “Como ya el club fue cogiendo cierto peso en el municipio, con representación a nivel nacional, el Ayuntamiento apostó por las actividades acuáticas. Y de ahí cubrió la piscina en el año 99. Ya teníamos espacios, horario para entrenar todos los días, incluso los sábados, que en un deporte como el nuestro es clave para poder evolucionar. Y entonces ahí el Club Natación Mairena se convierte en uno de los cuatro mejores clubes de Andalucía”, afirmaba Antonio Ordóñez.

Con la llegada del nuevo siglo, los nuevos logros se van haciendo su hueco poco a poco, y las competiciones a nivel nacional son una realidad palpable. “Ocurrió como con la competición territorial, al principio se dieron ciertas participaciones y hoy por hoy estamos situados bastante bien. Varios años como mejor club andaluz, y entre los ocho mejores clubes de España”.

En cuestión de una década, el Club Natación Mairena pasaba de ser un conjunto más en Sevilla, a convertirse en el vencedor del campeonato de Andalucía de forma consecutiva desde 2008. Sus logros incluso se pudieron admirar en la División de Honor, máxima competición a nivel nacional en la que han participado durante cuatro años consecutivos, aunque en la actualidad se encuentran en Primera División, con esperanzas de que a final de temporada vuelvan a la máxima categoría.

«EN EL AÑO 1999 ES CUANDO EL CLUB DA UN SALTO CUALITATIVO, PORQUE SE CREA LA PISCINA CUBIERTA EN MAIRENA DEL ALJARAFE»

GRANDES LOGROS CON GRANDES NADADORES

En la actualidad hay unos 280 deportistas de distintas categorías que com piten a nivel profesional. Un número que era inimaginable allá por 2001 cuando los primeros nadadores competían en pruebas internacionales como los ‘Campeonatos de Europa Juniors’. “Hoy por hoy es raro no ver a algún internacional tanto en categorías inferiores como absolutas”, aseveran desde el Club.

Aunque de entre todos los jóvenes que están aprendiendo en Mairena del Aljarafe, destaca una pupila por encima del resto: Paula Ruiz. La joven nadadora, que en febrero de 2019 cumple los 20 años, ha sido Campeona del Mundo Junior en dos ocasiones en la categoría de aguas abiertas, e incluso con su edad ha luchado por ganar con las nadadoras que se encuentran en la élite. Tal es su proyección que ahora mismo se encuentra en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat en Barcelona, y forma parte del grupo de entreno de Fred Vergnoux, el mismo que entrena a Mireia Belmonte. Sin embargo, desde la entidad deportiva quieren seguir creciendo para que cuando nadadores y nadadoras de este calibre salgan de la cantera, no tengan que abandonar su lugar de residencia. “Es una lucha del club que los jóvenes que despuntan no tengan que irse a otras partes de España o del mundo para mejorar su rendimiento. De ahí que las ayudas de entidades como la Fundación Cajasol son de vital importancia para que el deportista se forme donde siempre lo hizo (…) La Fundación es nuestro segundo máximo patrocinador. Como he dicho hay sintonía y eso es bueno. En todas estas etapas ha habido siempre apoyo. Una cantidad mínima para nosotros puede ser muy importante”, explicaba Ordóñez.

Otros de los jóvenes que más están despuntando son Andrea Melendo y Álvaro López. La primera lleva una década en el club, empezó a nadar a los tres años, y con su edad ya suma seis internacionales. Ha logrado subirse al podio en el Meeting de Rusia en la categoría de 200 metros mariposa, y con la misma posición en la Copa Comen de Israel en 100 metros mariposa. Su último logro ha sido un quinto puesto en los Campeonatos de Europa de Israel.

«HOY POR HOY ES RARO NO VER A ALGÚN INTERNACIONAL TANTO EN CATEGORÍAS INFERIORES COMO ABSOLUTAS»

La excepcional preparación que tiene es a base de sacrificio. Ella misma relata cómo tiene que entrenar para lograr su objetivo, llegar a lo más alto en su carrera. “Normalmente combinamos sesiones de agua por la mañana y por la tarde. Los lunes, miércoles y viernes entrenamos de 6:45 a 8:00 y de 16:00 a 18:00. Los martes y jueves solo hacemos una sesión de agua por la tarde a la misma hora que el resto de días. Los sábados son de 9:30 a 11:30”, destacaba. Mientras que a estas sesiones tienen que añadir otras que realizan fuera de la piscina.

No obstante, para ella formar parte del Club Natación Mairena es un “orgullo y privilegio”, ya que no todos los nadadores “tienen la suerte de pertenecer a un club tan grande” donde se siente como si fuera su familia. En la actualidad entrena para poder hacer el mejor resultado en el Campeonato de España que tendrá lugar en abril.

Por su parte, Álvaro López, pertenece al conjunto deportivo desde
el año 2009, logrando en este tiempo ocho medallas nacionales y además ostenta cinco récords andaluces, dos de ellos históricos (200 metros estilos en piscina larga y corta).

El joven tiene un objetivo muy claro, superar lo del año anterior, ya que “a esta edad no esperas medallas ni elogios, solo haces el trabajo que crees que tienes que hacer para superarte otro año más”.

«FORMAR PARTE DEL CLUB NATACIÓN MAIRENA ES UN ORGULLO Y PRIVILEGIO»

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies