EmprendimientoRevista nº8

David Marcelo: ‘10 proyectos de Arte’

David Marcelo es un hombre al que le gustan los retos difíciles, sólo con decirnos qué estudió y a lo que quiere dedicarse se puede comprobar; estudió periodismo y su vida profesional va encaminada a la pintura.

Comenzamos la grata charla con el artista David Marcelo con esta frase: “Desde pequeño pinto, mis recuerdos de la infancia son con un lápiz en la mano”. Quien por inquietud, ambición, responsabilidad y azar, ha sido uno de los participantes del I Programa Formativo para emprendedores del Sector Cultural de la Fundación Cajasol, ‘10 proyectos de Arte’.

A pesar de estudiar periodismo, sus metas estaban en contar sus inquietudes a través del lienzo y el pincel, por ello nunca escatimó esfuerzos para llegar a una meta que sólo unos cuantos privilegiados consiguen. Un máster era fundamental para enriquecer sus aspiraciones y puso todo su ahínco para conseguir realizar uno. Existía un máster sobre Arte impartido por la Universidad de Sevilla que le interesaba muchísimo. El otro que también le atraía, era de Comunicación Digital impartido por la Fundación Cajasol. El despiste y el azar fueron los causantes de que se enterara que había otro Programa Formativo para el que además podía solicitar una beca y que también daba la Fundación Cajasol ‘10 proyectos de Arte’. Entregó para el máster de Comunicación Digital el Curriculum Vitae con el dosier que debería haber llevado para la Universidad. Una llamada desde la Fundación propició que se diera cuenta del error, pues le dijeron que con el dosier que había presentado tendría que hacer el de ‘10 proyectos de Arte’. “¡Qué lío tan grande me hice!-nos comenta con una sonrisa de oreja a oreja- quería hacer dos máster y al final gracias a mi despiste hice tres”.

«QUIERO HACER PENSAR CON LO QUE HAGO Y AUNQUE CUANDO ESTOY REALIZANDO UNA OBRA NO PIENSO EN VENDER, ES VERDAD QUE, COMO HE APRENDIDO EN ‘10 PROYECTOS DE ARTE’ LA ESTRATEGIA ES FUNDAMENTAL»

“El Programa ‘10 proyectos de Arte’ me enseñó muchas cosas imprescindibles para poder dedicarme profesionalmente a la pintura- nos comenta David- pues me enseñó a transformar mi arte en un modelo de negocio. Quiero hacer pensar con lo que hago y aunque cuando estoy realizando una obra no pienso en vender, es verdad que, como he aprendido en ‘10 proyectos de Arte’ la estrategia es fundamental. Del Programa–nos sigue comentando- me quedo con el grupo, pues todos eran creativos y eso se respiraba en el ambiente, un día haremos entre todos una gran exposición”.

El tiempo dará el veredicto al trabajado realizado por el artista pero mientras el culmen de sus aspiraciones se asiente, el buen camino por donde lleva su vida profesional augura buenas perspectivas, pues el artista nace con unas habilidades innatas que deben forjarse a base de formación y preparación.

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar