FormaciónPortadaRevista nº1

Éxitos del Instituto de Estudios Cajasol: distintas épocas, mismo resultado

En una misma sala se encuentran tres generaciones de abogados que tienen un mismo común denominador: han estudiado en el Instituto de Estudios Cajasol el Máster de Asesoría Jurídica. En uno de los extremos de la mesa del Bufete Montero/Aramburu Abogados se encuentra Ricardo Astorga, socio de la firma, Director del citado Máster y alumno de la primera promoción de este programa de estudios. En el otro lado, Fernando Ollero, socio fundador de MOS Abogados e igualmente alumno del Máster hace una década. Cierra el triunvirato, Dulce Navas, recién graduada con honores; mejor expediente académico del Máster 2016/2017, y con una carrera en la abogacía bastante prometedora. Los tres se sientan y comentan lo que ha significado para ellos el Máster y la situación del sector actualmente.

Tres experiencias diferentes, pero que han seguido un mismo camino en la formación. El Instituto de Estudios Cajasol vio un pilar muy importante en la promoción de estudios de postgrado. De ahí que tras la finalización de la Exposición Universal de 1992 decidiera apostar por ello, para que los estudiantes andaluces recibieran el mejor de los conocimientos en diferentes ámbitos. Uno de los pioneros fue la Asesoría Jurídica.

“Me enteré por algunos de los abogados que iban a ser profesores del Máster. Todo se convertía en una gran experiencia. En aquel momento fue una apuesta. Y es cierto que era segura, ya que el profesorado era muy bueno”, comenta Ricardo Astorga sobre el primer contacto que tuvo tanto con el Máster como con el Instituto.

Mucha importancia del inicio de esa primera promoción la tuvo el gran jurista Ángel Olavarría. Referente en el ámbito de la abogacía de la ciudad, Olavarría unió a los mejores docentes que pudiera tener un máster de estas características. En verano de 1993, los primeros abogados con el Máster del Instituto Cajasol estaban en las calles de Sevilla. La experiencia había sido muy satisfactoria.

El propio Astorga destaca el “excelente recuerdo” que guarda con el Director en aquel momento del Máster. “Fue un jurista excepcional, y que en aquel momento me impactó su saber estar y su profundo conocimiento del Derecho. Creo que todos mis compañeros, que disfrutamos de su conocimiento, guardamos un buen recuerdo de Ángel Olavarría. El Instituto de Estudios Cajasol siempre estará en deuda con él”, afirmaba.

Con el paso de los años Ricardo Astorga pasaría a ser profesor y de ahí a dirigir el Máster de Asesoría Jurídica. Durante las siguientes dos décadas el título cobró importancia en el mundo jurídico, siendo de gran referencia para muchos estudiantes que acababan la Universidad.

Algunos de esos ejemplos han sido nuestros otros dos protagonistas; Fernando Ollero y Dulce Navas. Ambos han vivido una situación diferente a la de Ricardo Astorga. Con Internet como ‘espejo de búsqueda’ de toda la información, y con más oferta formativa, ambos decidieron apostar por los estudios del Instituto Cajasol.

LA APORTACIÓN ACADÉMICA, CLAVE EN EL FUTURO DEL ESTUDIANTE

La elección de un máster u otro puede depender de diferentes motivos, pero el más importante reside en la aportación del profesorado, la metodología y las salidas laborales del futuro. “El Máster completa tu formación con facetas nuevas que son propias de la abogacía en el ámbito de la empresa”, señala con claridad Ricardo Astorga cuando se le pregunta sobre la aportación del Máster en su carrera profesional. Aunque también afirma con claridad que el estudio del posgrado “es un paso intermedio entre los conocimientos que ya conoces de la universidad, y el verdadero ejercicio profesional en la calle”.

Por su parte Fernando Ollero destaca que la formación académica que él recibió se nota en la “forma de afrontar los temas, la excelencia de trabajar cada caso, así como de aprender con satisfacción todo lo que los docentes nos enseñaban”. Tanto él como Dulce Navas expresan gratitud por haber tenido profesores como el propio Ricardo Astorga o Alberto Díaz Moreno. “Ambos tienen un gran conocimiento del Derecho, además de su capacidad didáctica de diferentes materias”, señala Navas.

Además de todo esto, el trato humano y personal que se vive con compañeros y profesorado se mantiene tras los años de estudio. Y es que aunque parezca que en este tipo de planes de estudios la competitividad sea un referente, en el caso del Instituto Cajasol se fomenta el compañerismo y lealtad. El ejemplo de ello lo resume Ricardo Astorga: “Es entrañable el año que vives con tus compañeros. Es tan intenso, le dedicas tantas horas, entablas una relación personal, además de la académica, que es maravillosa. En el caso de Fernando Ollero, su paso por el Máster de Asesoría Jurídica hizo que conociera a los que hoy son socios del despacho que creó hace unos años.

EL PUNTO DE PARTIDA PARA EL MERCADO LABORAL

El año de aprendizaje en cualquiera de los Másteres del Instituto de Estudios Cajasol cobra mucha importancia al ser un escaparate para el mercado laboral. Aunque para dar ese paso, la metodología es muy importante. El Máster de Asesoría Jurídica ha logrado una notable relevancia por el uso de la metodología del caso. En estas casi tres décadas de formación del Instituto se ha mantenido esta forma práctica de enseñanza, con la que los abogados logran aprender dinámicas que después se encuentran en su vida profesional. “Cambian las herramientas para poder solucionar los casos, pero la metodología en su esencia no ha variado”, concluye en este sentido Astorga, que ha vivido la evolución del máster en estos casi 30 años.

“Lo difícil en un máster de este tipo, basado en el método del caso, es tener al mejor profesional de las diferentes materias que se están impartiendo. El Máster de Asesoría Jurídica consiguió desde sus comienzos formar un claustro de profesores que se ha mantenido. Para mí es único e inigualable si se compara con otro de cualquier institución”, Ricardo Astorga

De la misma forma, Dulce Navas afirma que la elección del Instituto Cajasol fue clave para “promocionar” su carrera y seguir en la senda del mercado laboral. Por su parte, Fernando Ollero acentúa la importancia de los conocimientos adquiridos, y cómo ha podido afrontar diferentes casos en los distintos bufetes en los que ha trabajado, de una forma “modélica”. “El salto de conocimientos de Derecho ese año fue increíble. Aprendí la forma con la que afrontar casos o asuntos de la mejor manera que antes no sabía”.

Los datos no mienten, y en eso la experiencia de Ricardo Astorga es fundamental. Señala que han existido años en los que los estudiantes del Máster de Asesoría Jurídica han finalizado “con tres y hasta cuatro ofertas de incorporación” en diferentes bufetes. “El prestigio del Máster y la calidad de los alumnos hacen que las empresas colaboradoras y despachos que imparten docencia fichen a los estudiantes al finalizar el posgrado”, destaca Astorga.

Tanto Ricardo Astorga como Fernando Ollero al finalizar sus estudios terminaron siendo contratados por diferentes despachos, y ellos mismos hoy si tuvieran que contratar a un abogado tendrían en cuenta las nuevas promociones del Máster de Asesoría Jurídica.

“Hay abogados que hacen otros másteres que no te dan las mismas garantías. Lo único que puedo decir, es que el 80% de las personas que colaboran día a día en mis equipos han realizado el Máster de Asesoría Jurídica del IE Cajasol. Eso será por algo”, asevera Astorga.

Ollero asegura que son varios abogados que han estudiado el Máster de Asesoría Jurídica del Instituto con los que ha trabajado, ya sea en su actual despacho o en el pasado. “Se nota cuando un abogado ha pasado por el Máster de Asesoría Jurídica de Cajasol o el que haya hecho otro en otra institución”, afirma el socio de MOS Abogados.

El caso de Dulce Navas es diferente, aunque tendrá seguramente el mismo final. Actualmente los abogados, además de especializarse tienen que realizar el Máster Oficial de Acceso de Abogacía para poder ejercer. Y aunque aún quedan unos meses para que pueda ejercer, no esconde que ya tiene algunas propuestas de futuro de trabajo.

EL ABOGADO Y LA FORMACIÓN CONTINUA EN EL FUTURO

El Máster es la piedra angular en la que se fomenta la especialización del abogado. Pero la formación no acaba con la entrada en el mercado laboral. El cambio continuo de jurisprudencia, leyes y demás elementos de la abogacía hace que la especialización se mantenga con el paso de los años. En ese sentido, Fernando Ollero destaca la labor que realiza el Instituto de Estudios Cajasol con cursos de expertos o jornadas de temáticas de interés que son “claves para conocer, y no perder, conocimiento básicos”. “Es cierto que te vas formando en lo que ejerces día a día. Pero buscar formación es necesario para aumentar el bagaje. De ahí que haya realizado varios cursos de experto en el Instituto Cajasol”, remarca el joven abogado. Pero el constante aprendizaje no es el único desafío que afrontan los abogados del siglo XXI. Las nuevas tecnologías o el cambio de rol del profesional jurista son algunos de los puntos importantes a los que tendrán que hacer frente.

De esta forma “el abogado deberá ser más versátil, tendrá que completar su formación si se mueve en el asesoramiento jurídico en empresa, así como en conceptos y disciplinas no estrictamente jurídicas”. Estas palabras de Ricardo Astorga destacan la realidad en despachos de abogados tan importantes como el suyo. “La implicación con el cliente será mayor. Se tiende a un trato cada vez más personalizado. El cliente no quiere que le resuelvas sólo el problema jurídico, sino que conozcas qué quiere la empresa”, opina Dulce Navas.

Los próximos años determinarán definitivamente cuál será el rol del abogado y hacia dónde marcha la profesión. Lo seguro es que la formación es un elemento que desde que empieza tiene que ser continuo. Ricardo Astorga, Fernando Ollero y Dulce Navas son tres ejemplos de triunfo tras el paso por el Instituto de Estudios Cajasol. Formación, aprendizaje y habilidades para dar el salto al mercado laboral con las mejores garantías.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies