EmprendimientoRevista nº7

La ambición de convertir el pádel en deporte olímpico

EXPANDIRSE ERA LA ÚNICA OPCIÓN QUE CABÍA ANTE SU PRETENDIDA AMBICIÓN EMPRESARIAL, POR LO QUE SE PROPUSO QUE SUS INSTALACIONES DEPORTIVAS LLEGASEN A ESTADOS UNIDOS Y PARA ELLO NECESITABA ESTAR PREPARADO.

Charlar un rato con Miguel Ángel Melado es una lección de que los obstáculos se salvan con ambición. “Quiero que el pádel sea deporte olímpico” nos traslada, con un optimismo que te invita a no reflexionar sobre las dificultades que tan ambicioso proyecto representa.

Para pasar de peluquero (oficio en el que siguió a su padre, el gran compositor de Sevillanas, Manuel Melado) a promotor de instalaciones de pistas de pádel tienen que ocurrir muchas cosas, entre ellas encontrar a las personas adecuadas en el momento oportuno. “Y ahora, ¿Qué?”, es la pregunta que se formuló Miguel Ángel Melado, cuando se dio cuenta que sus instalaciones habían copado el mercado nacional. Expandirse era la única opción que cabía ante su pretendida ambición empresarial, por lo que se propuso que sus instalaciones deportivas llegasen a Estados Unidos y para ello necesitaba estar preparado.

‘100 Caminos al Éxito’ ha sido su plataforma para intentar cumplir un sueño empresarial. “Ha sido fundamental- nos asegura- pues en este programa, he aprendido a cambiar mis ideas de negocio, me han enseñado a analizar las necesidades del cliente y no sólo a ver lo que yo creo que es lo más adecuado”. “Claro -nos sigue comentando- si el pádel no es deporte olímpico, (para que lo sea es necesario que se encuentre implantado en tres continentes) es muy difícil que este deporte tenga repercusión internacional”. “Mi intención es reunirme con Nike, pues como muy bien he aprendido en el programa ‘100 Caminos al Éxito’, hay que pensar a lo grande”.

‘100 Caminos al Éxito’ ha sido su plataforma para intentar
cumplir un sueño empresarial. “Ha sido fundamental- nos asegura- pues en este programa, he aprendido a cambiar mis ideas de negocio, me han enseñado a analizar las necesidades del cliente y no sólo a ver lo que yo creo que es lo más adecuado”. “Claro -nos sigue comentando- si el pádel no es deporte olímpico, (para que lo sea es necesario que se encuentre implantado en tres continentes) es muy difícil que este deporte tenga repercusión internacional”. “Mi intención es reunirme con Nike, pues como muy bien he aprendido en el programa ‘100 Caminos al Éxito’, hay que pensar a lo grande”.

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar