FormaciónRevista nº4

La cantera de expertos en negocios internacionales se encuentra en el Instituto de Estudios Cajasol

EL TÍTULO DE LA ESCUELA DE NEGOCIOS LLEVA DESDE HACE SIETE AÑOS FORMANDO A LOS NUEVOS PERFILES QUE DEMANDAN LAS EMPRESAS ANDALUZAS Y ESPAÑOLAS. EL DIRECTOR DEL MÁSTER Y DOS DE SUS EGRESADOS NOS CUENTAN LA EXPERIENCIA QUE SUPONE ESTUDIAR EL MÁSTER EN NEGOCIOS INTERNACIONALES DEL IE CAJASOL.

EL MUNDO ACTUAL ha demostrado en los últimos años que no todo está inventado. En el mercado se muestra esto a diario, y sólo hay que ver las relaciones que tienen las empresas entre ellas para observar que se necesitan profesionales que sepan las reglas del juego para lograr el éxito. Para el caso de las pymes o grandes sociedades que quieren ‘jugar’ en el tablero más grande, el mercado global, necesitan expertos que puedan lograr el mayor número de beneficios. Aquí entra el papel de los expertos en negocios internacionales.

Desde hace siete años, el Instituto de Estudios Cajasol trabaja para que los jóvenes andaluces que quieran adentrarse en este mundo puedan formarse lo mejor posible, y de esta manera poder ayudar a empresas de nuestro país a aumentar sus beneficios. Dos ejemplos de ello se encuentran en una de las salas del Instituto de Estudios Cajasol. Son Francisco Berjano y Cristina Moreno. Dos egresados de este título que hoy trabajan en Northstar Brokerage e Indra respectivamente. Se sienten felices por tomar la decisión de estudiar este campo, y mucha culpa de ello la tiene Juan Carlos Morán, director del Máster de Negocios Internacionales que les acompaña en la entrevista, y que cree en el potencial que tiene este postgrado por todas las posibilidades de conocimiento que da. “Los negocios internacionales son muy diversos, y el alumno está encontrando trabajo con mucha facilidad (…) Se disfruta mucho del alumnado, que tiene muchas ganas de aprender y que además es el verdadero protagonista de la Institución”, destaca.

Francisco Berjano alumno del Máster de Negocios Internacionales.

Estudiar un máster es una decisión que no se toma a la ligera, por lo que la elección final termina decantándose por algún elemento diferenciador. Francisco y Cristina lo tuvieron claro. “Yo conocí al Instituto por mi familia. Mi padre es profesor, y a través de él me puse en contacto con profesores de este título, y me explicaron todo. Me gustó, y decidí hacerlo aquí. Vi el proyecto que había aquí, y era igual o similar al que había en otras ciudades. Entonces decidí apostar por mi ciudad”, explica Berjano que trabaja en este sector desde hace cinco años. Por su parte, Cristina, que hace escasamente un año finalizaba el Máster, destaca que la información obtenida en Ferias y la opinión del director, que le dio clases en su Licenciatura, fueron determinantes para dar el paso.

No obstante, ambos estudiantes conocían de antemano todas las salidas profesionales que aportaba el mercado internacional. “Son salidas reales. No es la típica utopía de ‘si vienes aquí puedes…’ no, es real. En mi promoción, yo creo que el 100% tuvimos una oportunidad de trabajo”, afirma Francisco Berjano. Asimismo ambos egresados destacan que no tardaron ni una semana en optar a trabajar. “Me inscribí en una oferta a mediados de mayo, hice la entrevista en dos semanas, y rápidamente me pidieron que me incorporara en junio, pero no había terminado las clases. Fue todo muy rápido, si terminé el máster un viernes, el lunes ya estaba trabajando en Indra”, narra Cristina Moreno.

UN MÁSTER HECHO A CONCIENCIA

Pero, ¿cómo es posible que un título con siete años se haya convertido en referencia para las empresas en Andalucía? Juan Carlos Morán, su director académico explica que se trabaja desde el Instituto en una formación global, que va cambiando “según las necesidades y peticiones de los alumnos”, y todo ello con el amparo de un grupo docente que se transforma. “Yo como siempre escucho al alumnado, que es lo más importante. Además exijo al profesorado a que se esfuerce y que puedan dar formación actualizada”, acentúa. En los últimos años, el estudiante puede aprender todo lo referente a exportaciones e importaciones de bienes y, como novedad, servicios, además de inversiones directas, especulativas e incluso licitaciones internacionales.

No obstante, la opinión de los alumnos en este sentido es la realmente importante. De esta manera, las temáticas que más atrajeron a los alumnos durante su periodo de estudio fue el conocimiento de los modelos en Aduanas, o las sesiones con el ICEX o Extenda, en el caso de Cristina. Mientras que en el caso de su compañero, fueron los incoterms, elementos que tienen mucha relación con el Derecho (licenciatura que Francisco estudió), y que hoy son muy necesarias para el trabajo que realiza de bróker en Northstar Brokerage.

EL PROFESORADO BUSCA SIEMPRE LA “CALIDEZ”, QUE LOS ALUMNOS SIENTAN EL “APOYO DE LOS DOCENTES EN TODO MOMENTO”

EL PROFESORADO BUSCA SIEMPRE LA “CALIDEZ”, QUE LOS ALUMNOS SIENTAN EL “APOYO DE LOS DOCENTES EN TODO MOMENTO”

Lo verdaderamente curioso es que este título parece que está enfocado a la carrera de Economía, Turismo o Marketing, e incluso Ciencias Empresariales. Sin embargo, y como dice su director, “si está dispuesto, el mercado lo acepta. El que tenga un perfil educativo u otro da igual. Hace unos años tuvimos estudiando en el Instituto a un arquitecto, e incluso filólogos, periodistas y licenciados en Filosofía. Si se adaptan, aprenden y todo lo ponen en práctica, pueden trabajar en este sector”, concluye Juan Carlos Morán.

Del mismo modo, el máximo responsable del título señala que desde el profesorado se busca siempre la “calidez”, que los alumnos sientan el “apoyo de los docentes en todo momento”. Con todo ello, los alumnos del Máster de Negocios Internacionales reciben los conocimientos que van a demandarles en las empresas, ya que sus educadores “vienen del mundo de la empresa y son muy pocos los académicos”, añade Morán.

ESTUDIOS QUE NO SE QUEDAN EN EL AULA

Uno de los elementos diferenciadores de este título es el módulo llamado ‘Experiencia Real’. Este consiste en la realización de un viaje internacional a una de las capitales europeas en las que se encuentra una oficina de ICEX o Extenda, así como empresas españolas. Francisco Berjano, delegado de su promoción, cuenta con muy buenos recuerdos los momentos vividos en Croacia: “Fue una experiencia muy bonita. Además fue el primer viaje que hizo este máster, fuera de la Península Ibérica. Nuestro curso luchó por una experiencia como ésta y se consiguió”.

Cuando pasa el turno de palabra al director del Máster, destaca lo “gratificantes” que son este tipo de viajes. “Lo que se pretende es un acercamiento a las oficinas de apoyo en el exterior para empresas españolas, tanto del ICEX como de Extenda. No es lo mismo que te vengan a contar a clase el trabajo que hacen, que ir tú a sus oficinas. Luego vamos a visitar a empresas andaluzas que están allí y que tienen intereses allí y en nuestra comunidad”, explica sobre este módulo del Máster.

Otro punto positivo de todo esto es que el Instituto de Estudios Cajasol ayuda a los alumnos para que puedan realizar este tipo de viajes. “En nuestro año nos dieron las ayudas casi ‘in situ’. Yo no tuve el momento de decir, no sé si podré hacerlo. Yo recomiendo al 100% a los alumnos que hacen este máster que tengan esta experiencia”, afirma Francisco Berjano.

LA INSTITUCIÓN HA LOGRADO EN SIETE AÑOS QUE LOS ALUMNOS HAYAN TENIDO “UN ACCESO AL MERCADO LABORAL MUY GRANDE, Y CADA VEZ MÁS DIVERSO”

Asimismo el director destaca otro elemento muy valorado por los alumnos, el contacto cercano con el profesorado. Se han dado casos en los que los alumnos han tenido clases en sesión de mañana y tarde, y han almorzado con el docente; o que incluso pasados los años han escrito o llamado al profesor que tuvieron en su día por algún tipo de duda, y han obtenido una respuesta positiva de este. “Es increíble que después de 4 o 5 años haya profesores a los que escribas con dudas y te respondan (…) creo que muy pocos másteres, del mundo diría, tienen esto”, certifica uno de los alumnos.

Es por ello que año tras año sube la nota que el alumnado da al claustro académico, situándose en una media del 4,7 sobre 5. “Mi mayor preocupación – destaca Morán–es que ya no podemos subir la nota. Casi todo el profesorado tiene un 5 de 5”.

Además de todo esto, hay que sumar que el Instituto de Estudios Cajasol ofrece cursos, jornadas y conferencias que amplían el conocimiento del egresado. Un elemento más que hace que el contacto con la escuela de negocios sea constante.

UN PERFIL CON MUCHAS OPCIONES

El experto en negocios internacionales no está condicionado a mantener su carrera en un ámbito concreto. Como se ha hablado antes, es tan amplio el espectro del mercado internacional que hay muchos grados de especialización. Juan Carlos Morán señala que el dinamismo y la intensidad deben estar en el ADN del profesional que trabaja en este terreno.

Del mismo modo, señala que la internacionalización de las empresas es un proceso que tarde o temprano se debe realizar para que estas no perezcan. “Lo que existe ahora mismo en este mundo globalizado es que todo debe ser internacional. Yo les contaba a los alumnos que el entorno ha dejado de existir para convertirse en el medio en el que nos movemos. Es decir ese entorno nos ha engullido y ahora nos tenemos que mover. O las empresas se internacionalizan, o la internacionalización engullirá a estas empresas”, sentencia Morán.

Cristina Moreno alumna del Máster de Negocios Internacionales.

Y aunque parezca que los idiomas son parte intrínseca de este tipo de profesionales, el responsable del Máster señala que “es importante, pero no determinante”, ya que todos los negocios internacionales no se realizan en inglés. “De seis alumnos del Instituto de Estudios que se presentaron a las becas de ICEX, los seis aprobaron, y el primer puesto lo logró un chico que no sabía inglés, pero era un año en el que la informática era importante, y él sabía mucho de informática. Se llevó la beca, y eligió Buenos Aires, por lo que no requirió de tanto inglés”, narra Juan Carlos Morán.

El director del Máster destaca que la Institución ha logrado en siete años que los alumnos hayan tenido “un acceso al mercado laboral muy grande, y cada vez más diverso”, con opción de elegir y en una situación de crisis económica global que condicionaba mucho las posibilidades de trabajo. “Prácticamente todo el alumnado que conozco le está yendo muy bien”, señala.

Así pues, la formación en este tipo de estudios pasa a ser una opción de trabajo real para aquellos estudiantes que quieran formar parte del ecosistema del mercado mundial que cambia año tras año. Como último dato característico aportado por el director del máster, entre el 90 y el 95% del alumnado no tendría problemas para trabajar ya que puede ejercer, con los conocimientos que obtiene, en cualquier parte del mundo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies