EconomíaPortadaRevista nº4

“Los mayores riesgos que aquejan a nuestra economía vienen de la política”

El currículum de Antonio Garamendi es extenso, su trayectoria está llena de éxitos. Nacido en Getxo en 1958 y Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, en la actualidad su actividad empresarial privada se centra en los sectores del metal, construcción, sector inmobiliario, seguros y hostelería, participando como accionista o consejero en distintas empresas. Ocupa principalmente tres cargos: presidente de Cepyme; vicepresidente de CEOE y presidente de Confemetal.

Aunque son muchas las cuestiones por las que se puede empezar esta entrevista, la actualidad es la que marca. Así, en estos momentos, ya contamos con un presidente en Cataluña, sin embargo parece que la situación no se vaya a normalizar. ¿Cómo está afectando la situación de Cataluña en el crecimiento de España? Lamentablemente, tenemos que admitir que, en el mapa de riesgos de las empresas, todos los riesgos actuales son políticos. Y Cataluña es en estos momentos el principal riesgo político y también económico al que se enfrenta nuestro país, porque supone la ruptura de España, la ruptura del mercado e incluso el principio de la ruptura de Europa. Y esto es algo que, como empresarios y como ciudadanos, no podemos consentir.

Por ello, desde CEPYME nos hemos expresado con rotundidad en este tema, a favor de la unidad de España, de respeto a la legalidad constitucional y en contra de cualquier intento de secesión y apoyando las medidas que el Gobierno y las instituciones pongan en marcha para restablecer la estabilidad.

Cambiando de asunto, se señala en diferentes ocasiones que la crisis económica está en su fase final y que incluso ya se está saliendo de ella. ¿Tiene esa sensación o cree que la supuesta recuperación sólo se está dando en la macroeconomía? La economía mantiene durante los primeros meses de este 2018 un buen ritmo de crecimiento, algo más atenuado que en el ejercicio pasado de manera que las previsiones para este año se situarían en torno al
2’5%–2,8% el incremento del PIB. Esta continuidad favorable de la actividad económica es consecuencia de la fortaleza de la demanda interna, en particular del avance de las inversiones tanto en bienes de equipo como en construcción, así como de las perspectivas positivas procedentes, un año más, de la evolución del sector exterior. En cuanto al empleo, las previsiones para este año y el siguiente contenidas en el Boletín de Empleo en las Pymes apuntan a un incremento de más de 585.000 empleos durante estos dos años entre las pymes.

No obstante, es imprescindible recuperar cuanto antes la estabilidad institucional y económica y despejar las incertidumbres que condicionan las inversiones empresariales porque, como ya sabemos, la inestabilidad es enemiga de la actividad empresarial y de la creación de empleo.

En el próximo año y medio España entrará en diferentes procesos electorales, ¿cree que afectará al crecimiento económico? ¿Vamos a prolongar la crisis económica, o como usted ha apuntado en alguna ocasión, estamos más bien en una crisis política? Los mayores riesgos que actualmente aquejan a nuestra economía y a las empresas vienen del lado de la política. En parte, porque vivimos en un proceso electoral permanente, que impide que se adopten las medidas y reformas que necesita nuestra economía. Estamos viéndolo en esta legislatura, en la que la inexistencia de una mayoría parlamentaria y la cercanía de procesos electorales -en 2019 y especialmente en 2020, con la previsible convocatoria de elecciones generales- están dificultando cada vez más la puesta en marcha de iniciativas parlamentarias realmente efectivas. Afortunadamente en las últimas semanas los Presupuestos General han obtenido el necesario respaldo parlamentario y confiamos en que ello contribuya a recuperar cierta estabilidad y a acometer algunas de las reformas e inversiones precias para consolidar el crecimiento económico.

Algunos estudios económicos apuntan a que puede producirse una nueva crisis o un parón económico desde finales de 2019 o principios de 2020. ¿Coincide con estos análisis? ¿Por dónde va a ir la economía española? La economía española, como las de los demás países comunitarios, se ha beneficiado estos años de los vientos de cola, del impulso del BCE y de situaciones como los bajos precios de algunas materias primas y de los tipos de interés. Sin embargo, parece que esta situación puede cambiar a corto y medio plazo. En las últimas semanas ya venimos viendo el incremento del precio del petróleo y también es previsible que los tipos de interés evolucionen al alza. Estas condiciones van a tener consecuencia en una ralentización del crecimiento para el que tenemos que estar preparados.

ES IMPRESCINDIBLE RECUPERAR LA ESTABILIDAD INSTITUCIONAL Y ECONÓMICA

Las pequeñas y medianas empresas son muy importantes para la economía española. ¿Entiende que el Gobierno ha activado las medidas que se necesitan para impulsar este sector? Las pequeñas y medianas empresas españolas están sintiendo los efectos de la recuperación. Sin embargo, si en momentos de crisis las pymes son las primeras en resentirse, cuando llega la recuperación son también las últimas en notar sus efectos. Esto quiere decir que son todavía muchas las que están en pérdidas y que tienen que hacer enormes esfuerzos para continuar con su actividad. No obstante, somos optimistas en cuanto a la evolución de las pymes españolas, que en momentos de dificultad han demostrado su capacidad para afrontar los riesgos y encontrar nuevas oportunidades. Desde CEPYME venimos reclamando una mejora del marco en el que se desenvuelven nuestras empresas, que contemple reformas en los ámbitos administrativo -mayor simplificación, impulso de la unidad de mercado, aplicación del principio “small business first”-; laboral -mayor flexibilidad y reducción de costes que penalizan la creación de empleo en las pymes-; fiscal -reducción de la carga impositiva que soportan las empresas-; financiero; apoyo a la internacionalización; formación; impulso a las nuevas tecnologías, etc. Creemos que en todas estas áreas se pueden implementar medidas que contribuyan a impulsar el crecimiento de nuestras empresas y su capacidad de generar riqueza y empleo.

Para terminar, un debate importante es el que afecta a las pensiones. ¿Qué solución se entiende desde Cepyme? En primer lugar, es preciso destacar que lo fundamental es garantizar el sistema de pensiones, su viabilidad, sostenibilidad y equidad, y a ello venimos contribuyendo desde las organizaciones empresariales a través del Pacto de Toledo. No obstante, desde el punto de vista empresarial, resulta preciso impulsar la previsión complementaria de carácter individual, basándose en su naturaleza voluntaria y valorarse desde la perspectiva de la complementariedad de las prestaciones de la Seguridad Social, mediante una fiscalidad estable, mayor flexibilidad en la utilización de los productos, incluso con la incorporación de las pymes a planes individuales, siguiendo pautas de los países de nuestro entorno. Quiero incidir en la importancia de que las medidas que se adopten para reformar nuestro sistema público de pensiones, cuenten con un amplio consenso social y político de forma que sean respaldadas por la gran mayoría de la población.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies