EconomíaRevista nº2

Los trabajos de la próxima década aún no están inventados

Sarah Harmon está al frente de Linkedln España y Portugal, la red social de trabajadores más grande que se ha situado como la compañía que aconseja a todos los actores implicados en el mercado laboral sobre cómo afrontar la demanda actual y seguir potenciando el talento. Harmon nos atiende tras ofrecer una conferencia en el Club de Directivos de Andalucía, del Instituto de Estudios Cajasol, que en esta ocasión se celebró en las bodegas Osborne de El Puerto de Santa María (Cádiz).

Usted dirige LinkedIn en España, la mayor red social profesional del mundo para la búsqueda de empleo. ¿Cómo nace LinkedIn? ¿Dónde reside su éxito?

LinkedIn nació en 2003 de la idea de conectar profesionales y oportunidades. Esa esencia es la que permanece hasta hoy en todas nuestras áreas de negocios. El éxito reside en simplificar y escalar procesos tanto para empresas como para los individuos.

Hablamos de una herramienta digital que cuenta con más de 500 millones de usuarios en la red, y que sin duda se ha convertido en el mejor escaparate para los profesionales. ¿Cómo se puede hacer un buen uso de la plataforma?

Como en todas las redes sociales, tu experiencia como usuario depende
de la información que tengas en tu perfil (cuanto más completo, más relevante será el contenido disponible) y en la constante actividad en la red – escribir, publicar, interactuar con otros contenidos, seguir empresas, participar en grupos, etc.

Según los datos, los jóvenes de menos de 30 años aún no hacen un uso amplio de la plataforma. ¿A qué se puede deber este hecho?

La verdad es que hoy tenemos más de 46 millones de estudiantes y recién graduados en la plataforma y es el público que más crece. Creo que los últimos lanzamientos de producto, como la posibilidad de publicar vídeos directamente, ha atraído a cada vez más jóvenes.

¿Qué buscan los empresarios o las empresas españolas?

Según nuestros estudios, la demanda en habilidades tecnológicas se mantiene alta tanto a nivel global como en España, ya que se han convertido en una necesidad transversal a diferentes niveles en varias industrias, no solo en el sector tecnológico. Además, las habilidades relacionadas con el marketing también siguen teniendo fuerza en nuestro país.

Más allá de habilidades concretas por sectores existe lo que nosotros llamamos soft skills, que podríamos definir como habilidades actitudinales y que son tan o más relevantes en cualquier sector como las competencias certificadas. Habilidades como ‘comunicación’, ‘organización’, ‘puntualidad’ o ‘trabajo en equipo’ están entre las soft skills más demandadas.

El mundo del trabajo está viviendo cambios de manera continua, ¿qué debe incluir un perfil profesional? ¿Dónde puede estar la clave para que tu perfil profesional sea un éxito?

Hoy, además de las habilidades técnicas que comentaba, es muy importante entender el candidato en su totalidad, o sea, sus valores, sus causas, sus proyectos. Por lo tanto, el perfil debe ser lo más completo posible, pero escrito de forma objetiva, con recursos visuales que ejemplifiquen los principales hallazgos y con información que no solo sea del ámbito educativo y laboral. La gran diferencia entre LinkedIn y un CV tradicional es su aspecto vivo y más cercano.

Teniendo presente que en cada país la búsqueda de empleo o de profesionales es diferente. ¿Cómo define al buscador de empleo español? ¿Sabemos vendernos los españoles?

España tiene muchísimo potencial, pero es importante tener en cuenta que las habilidades son más importantes que nunca: un título universitario ya no es suficiente, los usuarios tienen que enseñar cómo pueden aplicar todo ese conocimiento y qué pueden hacer por la persona y la empresa que los va a contratar. LinkedIn es muy buena plataforma para demostrarlo: un 23% de los reclutadores puede descartar a un candidato por no tener perfil en LinkedIn.

«MÁS DE 18 MILLONES DE EMPRESAS TIENEN UNA PÁGINA EN LINKEDIN.»

Muchos de los trabajos de la próxima década aún no están inventados y las habilidades jugarán un papel fundamental para conseguirlos, por ello es crucial seguir aprendiendo y formándonos.

El talento cada vez evolucionará más hacia un modelo de trabajador marcado por la gig economy, entorno laboral en el que los empleos temporales y la contratación de trabajadores independientes para un corto período de tiempo serán frecuentes. En este contexto, es imprescindible estar presente en Internet para darse a conocer y ser encontrado.

¿Cuál es el futuro de los procesos de selección?

Los procesos y profesionales de los RRHH deben acomodarse a las nuevas tendencias, nos encaminamos hacia un mercado global en el que la persona que necesitamos puede estar en cualquier parte del mundo, hay un incremento de la demanda de contratación por equipos y una mayor tendencia al empleo temporal o por proyectos, por lo que es fundamental que los departamentos de RRHH adquieran también experiencia en transformación digital para poder dar soluciones efectivas a la demanda de las empresas.

Además de la demanda de profesionales independientes, el trabajo del futuro también está marcado por la inteligencia artificial y el big data. Cada vez son más las tecnologías disruptivas a nuestro alcance y esto puede derivar en la automatización. Se detecta también una brecha en habilidades que nos refuerza una vez más la necesidad de seguir formándonos. Por ello, desde LinkedIn hemos anunciado nuestro nuevo producto Talent Insights, una herramienta para los reclutadores que les brinda acceso directo a una gran cantidad de datos sobre grupos de talentos y empresas. En un futuro las herramientas nos van a sugerir el talento, no tendremos que buscarlo.

¿Está LinkedIn preparada para proyectar al profesional del futuro? ¿La plataforma se va reinventando conforme cambia el perfil del profesional que buscan las empresas?

En LinkedIn, gracias al mapa de la economía global (Economic Graph) somos capaces de ver los movimientos del mercado y así, poder anticipar tendencias, identificar oportunidades y ver hacia dónde se dirige la demanda a nivel de habilidades y competencias. En este sentido, la plataforma va evolucionando en base a las necesidades y con herramientas de formación como por ejemplo LinkedIn Learning, ayudamos a los usuarios a formarse en las habilidades más demandadas. También contamos con la plataforma de aprendizaje Lynda, portal online que ayuda a aprender sobre negocios, tecnología y habilidades creativas para alcanzar objetivos personales y profesionales con cursos impartidos por reconocidos expertos de la industria.

En definitiva, con iniciativas como el Economic Graph que nos muestra hacia dónde va la economía global; estudiando las tendencias que marcarán el futuro del empleo y reaccionando para que los usuarios puedan adaptarse a estos cambios, queremos seguir siendo la compañía que aconseje a todos los actores implicados en el mercado laboral sobre cómo afrontar la demanda actual y seguir potenciando el talento sea donde sea.

«LA GRAN DIFERENCIA ENTRE LINKEDIN Y UN CV TRADICIONAL ES SU ASPECTO VIVO Y MÁS CERCANO.»

Show More

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies