CulturaRevista nº9

Luis Bassat: «Ha variado la forma de hacer y de entender el arte, y no estoy seguro si para bien»

El publicista y coleccionista de arte catalán ha pasado por la Fundación Cajasol para la inauguración de la exposición `Colección Bassat de la Nau Gaudi de Mataró´, la cual ha mostrado la mayor parte del patrimonio artístico de la Familia Bassat. Por ello ha atendido a la Revista Fundación en una entrevista donde la cultura ha sido la protagonista.

La Colección Bassat de Arte Contemporáneo se inició en 1968, con la compra de una tela abstracta de Àngel Jové ¿Nos podría contar más acerca de esos inicios?
En 1968 vino a vernos a casa José Bonet, el arquitecto que nos había ayudado a diseñar el interior, con el artista Àngel Jové, que traía un cuadro debajo del brazo. José nos dijo que en aquella casa faltaba un cuadro, a lo que yo le contesté que no uno sino muchos, porque estaban todas las paredes vacías. Àngel nos enseñó el cuadro, que nos gustó mucho a pesar de que no era nada fácil. Nos pidió por él 6.000 pesetas y en aquella época entre mi mujer y yo ganábamos 26.000 pero pagábamos 15.000 de hipoteca, con lo que nos quedaban solamente 11.000 pesetas para vivir. Entonces Àngel nos propuso pagarle 1.000 pesetas al mes. Le pregunté a Carmen si se veía capaz de vivir con 10.000 a lo que me contestó que apretándonos aún más el cinturón podríamos. Y así compramos nuestro primer cuadro.

«VALORO SOBRE TODO LA CREATIVIDAD. APRECIO CUANDO UN ARTISTA HACE UNA NUEVA OBRA DONDE VEO UNA NUEVA IDEA, UN NUEVO CONCEPTO»

¿Desde cuándo se ha interesado por el arte?
Desde siempre. Ya iba con mi padre a ver exposiciones cuando tenía 6-7 años, pero el primer cuadro lo compré en 1968.

¿Cómo definiría el arte contemporáneo?
El arte contemporáneo es para mí una expresión de belleza que me gusta ver cuantas más veces mejor, en forma de pintura, escultura, fotografía, grabado, entre otros. Las instalaciones también me gustan, pero no tengo sitio para ellas en mi casa por lo que me he de conformar en verlas en museos. Los videos en cambio, con verlos una vez, tengo suficiente, con lo que no los colecciono.

¿Qué obras destacaría de su colección?
Las obras de arte son como los hijos, los quieres a todos por igual. Por descontado he de destacar la obra de los más grandes, como Picasso, Miró, Chillida, Millares, Tàpies, Saura, … pero no quiero olvidar las obras de dos artistas que conocí muy bien y de los que he coleccionado su obra desde 1973: Guinovart y Ràfols-Casamada.

¿Ha variado mucho la forma de entender el arte en el siglo XXI?
Sí. Ha variado la forma de hacer y de entender el arte y no estoy seguro si para bien. El arte más contemporáneo parece que solo pueda ser el conceptual y yo estoy de acuerdo en que el concepto es importantísimo en una obra, pero la realización de la obra también lo es, por lo que el arte conceptual que no se concreta en una pieza bella, en mi opinión le falta algo. Por el contrario, el arte plástico que parte de una idea conceptual suele interesarme más.

¿Qué características debe poseer una obra de arte?
Que diga algo, que transmita algo, que comunique algo, que sea bella, que de placer verla una y otra vez, que no se haga vieja, que no deje de interesar con el paso del tiempo. Que siga gustando siempre.

Si tuviera que destacar una obra que le haya impactado ¿Cuál sería?
Sin duda alguna el Guernica de Picasso, por lo que representó, por los bocetos que hizo, por cómo lo plasmó, por lo que quiso decir y por lo que todavía hoy significa.

Hay quien considera a la publicidad una obra de arte, ¿es para usted esto cierto?
Sí. Pero no todas las piezas publicitarias lo son, solo algunas, muy pocas, pero que ya están en la historia de la publicidad.

¿Qué valora de las obras de arte de su colección?
Valoro sobre todo la creatividad. Aprecio cuando un artista hace una nueva obra donde veo una nueva idea, un nuevo concepto. Y sobre todo que esté bien hecha.

¿Y esta calidad tiene más parte de objetividad o subjetividad?
Mi mujer y yo compramos lo que nos gusta, no miramos ni nombre ni marcas. Es decir, hay pintores que tienen muy buena marca y no tenemos ni un cuadro de ellos, y no es que no nos guste, es que no nos es suficiente. Si yo me pongo delante de un cuadro y no siento una emoción, no me interesa.

¿La juventud no valora la cultura en la actualidad?
Creo que los jóvenes tienen tantos focos de interés. Entre otras cosas, el mundo de internet le ha abierto las puertas a todo, a la moda, a los viaje, etc. He visto encuestas e investigaciones que dicen que los jóvenes de hoy se preocupan mucho más del ocio, de la diversión y de la tecnología. Antes se preocupaban por llevar los últimos tejanos, y ahora no. Cuando las empresas de moda, están sufriendo ya que no venden tanto como antes, es porque los jóvenes tienen sus puntos de interés en otras cosas. Pueden gastarse un dineral en un viaje y no pagar dinero por una nueva camiseta. Entonces si no se preocupan por cosas del día a día, ¿cómo se van a preocupar por un elemento que es para el hogar si viven en casa de sus padres?.

¿Esa falta de conocimiento puede residir en la educación?
Si en la escuela te enseñaran el arte bien, te mostraran por qué los clásicos hacían lo que hacían, por qué los impresionistas salieron de sus estudios y pintaron al aire libre, o los expresionistas empezaron a usar colores que se inventaban ellos, sería diferente. ¿Qué van a hacer cuando vean un cuadro abstracto? Van a decir lo que hace todo el mundo, “esto no lo entiendo”. Y el arte no es cuestión de entenderlo, es cuestión de que te guste y te emocione.

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar