EconomíaRevista nº5

Pérez Botello: “Los coches autónomos vendrán a recogernos, nos llevarán a nuestro destino y regresarán a sus aparcamientos”

Francisco Pérez Botello, presidente de Volkswagen Group España Distribución, es licenciado en Física y presenta una dilatada trayectoria profesional vinculada al sector del automóvil. Así, en 1993 ingresó en Ford, ocupando diferentes puestos de responsabilidad en las áreas de marketing, ventas y en la parte financiera. En Ford llegó a desempeñar el cargo de Director Europeo de Operaciones en concesionarios y Director Comercial de Ford España. En 2010 se incorporó a Volkswagen.

Tras su interesante conferencia en el Club de Directivos de Andalucía, en la sede del Instituto de Estudios Cajasol, nos atiende y nos advierte de los cambios que se producirán en la industria del automóvil y los modelos de negocio, como el coche eléctrico o el coche autónomo. En este contexto, no duda en destacar que aunque el futuro es el coche eléctrico, aún quedan años para que sea mayoría en el parque automovilístico; además, asegura que el coche autónomo va a cambiar el mundo e incidirá especialmente en la fisionomía de las ciudades.

¿Qué futuro espera a los motores diésel, y en general los de combustión?

Los modernos motores diésel Euro6 son parte de la solución al problema de la calidad del aire en las ciudades. Los diésel actuales emiten un 85% menos de NOx y un 80% menos de partículas que los vehículos diésel de más de diez años. Además, las emisiones de diésel y gasolina son actualmente muy similares, con la ventaja a favor del diésel de que emite menos CO2, que no es contaminante, pero contribuye al calentamiento global.

Por tanto, los actuales motores de combustión, tanto diésel como gasolina, deben considerarse como de bajas emisiones. En España, el principal problema es la antigüedad del parque de vehículos, que supera los doce años de media. Los coches diésel de más de diez años son responsables de más del 80% de las emisiones de NOx. Si los pudiéramos sustituir por vehículos diésel nuevos, solucionaríamos en un momento el problema de la calidad del aire.

Así, de cara a los próximos años, ¿cómo evolucionará el mercado? ¿El coche eléctrico acaparará el mercado?

El coche eléctrico es el coche del futuro, es la respuesta a la demanda social de movilidad sostenible. No obstante, es necesario que todos los actores, especialmente las Administraciones Públicas, contribuyamos a realizar una transición ordenada hacia la electromovilidad. En los próximos años las ventas de vehículos eléctricos crecerán exponencialmente, pero, según diferentes estudios, en el año 2030 en Europa el parque de vehículos seguirá siendo de combustión en un 80%

¿Cuándo veremos a los coches eléctricos competitivos respecto a autonomía y precio?

Mucho antes de lo que pensamos. Audi ya admite pedidos de su primer modelo 100% eléctrico, el e-tron, que ofrece una autonomía de más de 400 kilómetros y será sin duda una referencia en el mercado premium. Por su parte, la marca Volkswagen quiere democratizar la electromovilidad y en 2020 pondrá a la venta el I.D., un modelo del tamaño de un Golf y la habitabilidad de un Passat, con una autonomía de hasta 600 kilómetros, que saldrá al mercado en 2020 con un precio similar al de los vehículos diésel.

Otro aspecto será la implantación del coche autónomo. ¿Veremos PREVÉ transformación en las ciudades?

El coche autónomo va a cambiar el mundo e incidirá especialmente en la fisionomía de las ciudades. Los coches pasan actualmente el 95% del tiempo aparcados, y el 80% del espacio viario de las ciudades está destinado a los vehículos. Con el coche autónomo, el espacio viario para los vehículos se reducirá a una cuarta parte, lo que propiciará una revolución urbanística con más espacio para los peatones y más zonas verdes. Habrá aparcamientos satélite en las afueras de las ciudades, porque los coches autónomos vendrán a recogernos, nos llevarán a nuestro destino y podrían regresar a esos aparcamientos satélites.

 

PREVÉ UN MAYOR DESARROLLO DEL CONCEPTO DEL PAGO POR USO EN LUGAR DE LA ADQUISICIÓN DE UN COCHE

¿La evolución del sector es imprevisible? ¿Nos enfrentamos a avances que nunca pudimos esperar?

El sector del automóvil va a cambiar más en los próximos diez años que lo que lo ha hecho en los últimos cien. Existen tres disrupciones –la sostenibilidad, la urbanización y la digitalización- que van a provocar una auténtica revolución en la industria de automoción, cuyas respuestas a estos desafíos son, respectivamente, el coche eléctrico, el coche compartido y el coche conectado, como paso previo al coche autónomo.

Todo ello se inscribe en un contexto de revolución tecnológica, que provocará un impacto formidable de la automoción en otros sectores, como el energético o el de las telecomunicaciones.

También debemos analizar la evolución de los ciudadanos y de los trabajos. ¿Nos puede llevar esto a que el coche en propiedad deje de ser lo habitual?

En mi opinión, en el futuro existirá un modelo heterogéneo, en el que convivirán diferentes formas de comercialización y uso del automóvil. Por supuesto, continuará existiendo el cliente que tendrá su coche en propiedad, pero asistiremos a un mayor desarrollo del concepto del pago por uso en lugar de la adquisición del bien. De hecho, ese ya es el modelo de negocio más demandado por las nuevas generaciones.

Las crisis económicas golpean al sector con fuerza, ante lo que los gobiernos siempre han activado medidas. ¿Cree que, hasta el momento, esas medias han sido las más correctas en cada momento?

Los gobiernos en España siempre han mostrado una significativa sensibilidad hacia el sector del automóvil, con medidas de incentivo a la demanda como los planes PIVE, que debemos reconocer y agradecer, y que resultaron muy útiles para ayudar a sostener las ventas en momentos de crisis. Actualmente lo que el sector necesita son medidas de carácter estructural – fiscales, logísticas, medioambientales, etc.- que faciliten la transición hacia el vehículo eléctrico y la movilidad sostenible, y permitan al mismo tiempo mantener la competitividad de la industria española de automoción: que nuestras fábricas sean atractivas para los centros de decisión de las grandes corporaciones, de forma que nuestras factorías se adjudiquen la fabricación de los coches del mañana.

 

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies