CulturaRevista nº2

Sonsoles Ónega

En este número tenemos la ocasión de acercarnos a Sonsoles Ónega, periodista y escritora, que con su obra ‘Después del amor’ ha logrado el Premio Fernando Lara 2017. Durante su charla, Ónega reconoce que aunque nunca ha esperado nada de la literatura más allá de poder publicar, el premio ha sido “un respiro, una especie de tregua conmigo misma y con el mundo editorial”. Además, nos desvela que Mediaset ha adquirido los derechos audiovisuales de la novela para adaptarla a la gran pantalla o a la pequeña.

‘DESPUÉS DEL AMOR’ ES UNA NOVELA INSPIRADA EN CARMEN, UNA MUJER “VALIENTE” QUE SE REBELA CONTRA SU TIEMPO Y SUS ATADURAS.

 

Una historia real, un amor dentro de una Barcelona convulsa y previa a la Guerra Civil… Has contado cómo te llega la historia, de la mano de las hijas de Carmen Trilla; pero ¿qué te hace comprender que se trata de una historia que hay que novelar? Todos los ingredientes de la historia me resultaron muy atractivos desde el principio. El romance en sí mismo, la traición (nada más y nada menos) de una hermana, el contexto histórico, las circunstancias personales de Carmen… El primer relato que escuché de boca de las hijas fue suficiente para saber que ahí había novela, relato, historia.

En el proceso de elaboración de la novela creo que una persona que también es importante y que te ayuda a ordenar todo es el biógrafo de Federico Escofet; pues entiendo que para reconstruir la historia no tendrías argumentos con la única versión de las hijas.

Federico Escofet, el amante de Carmen, se sinceró con su biógrafo y le contó, con todo lujo de detalles, cómo había sido su amor, dónde había recalado con Carmen después de cruzar la frontera en el treinta y nueve, cómo llegan a su último destino en Bruselas, cómo sobreviven a las calamidades… En fin, le contó la verdad de su vida. El biógrafo, el periodista catalán Xavier Febrés, nunca lo publicó más allá de una nota en su blog en internet. Que me legara aquel material resultó determinante para poder escribir la novela tal y como hoy la conocen los lectores. Sin ese documento estoy segura de que hubiera escrito Después del amor, pero no sería lo que hoy es.

Es una historia de pasión vivida por personajes reales. ¿Cuánto hay de ficción? La ficción está en las situaciones cotidianas de los personajes, en las escenas de su vida ordinaria así como en la creación de algunos secundarios que no sé si existieron en realidad. El itinerario del amor es real, pero las vivencias de
los amantes en determinados escenarios (estoy pensando en Perpiñán o en su breve estancia en París) están noveladas.

Una historia de amor y resistencia, pero que puede permitir al lector entender lo que estamos viviendo en Cataluña. ¿La Cataluña de entonces presenta los mismos problemas que ahora? ¿Se puede entender la historia de Cataluña viviendo la historia de amor entre Carmen y Federico?

No. La Cataluña de 1934 no llegó al 6 de octubre, fecha en la que Lluis Companys declara el Estado catalán, precedida de cuarenta años de democracia, de conquistas de autogobierno, de autonomía y de libertad, en definitiva. En todo caso podría establecer algún paralelismo en la acumulación de descontentos de la Cataluña de entonces y la actual. Son agravios que solo reconoce una parte y ahí surge el conflicto y es el origen del “quejido incesante” del que habló Ortega en su día. Respecto a la segunda pregunta, la historia de Cataluña es mucho más que la Segunda República. Aún así, Después del amor deja al lector el poso de la historia reciente y del antecedente de lo que estamos viviendo en pleno siglo XXI.

¿Hace más emotiva y pasional la historia entre Carmen y Federico el hecho de que se desarrolla en un momento histórico que desemboca en la Guerra Civil española?

La Guerra Civil provocó la separación definitiva de Carmen y sus hijos. ¿Sin Guerra Civil las cosas hubieran sido de otra manera? ¡Sin duda! Con todo, no tengo duda de que la verdadera guerra fue la interna, la del conflicto y el sufrimiento por la distancia que la alejaba de sus hijos cada vez más. Ese conflicto le provocó un desgarro del que nunca se recuperó.

Estamos ante un ejemplo de ¿las emociones llevadas a la máxima expresión como consecuencia del contexto histórico?

Creo que cada tiempo tiene su sufrimiento. Sin duda las guerras destrozan al ser humano y nos dejan un manantial de historias cargadas de dolor. Las emociones se exacerban y se intensifican.

¿Puede verse esta novela la biografía de Carmen Trilla que nunca se escribió? ¿Es un guiño a su figura y al hecho de que hiciese por amor todo aquello que las mujeres de su época no se atrevieron?

Siempre digo que esta es la novela de Carmen, la que reconoce quién fue, qué hizo, cómo se desenvolvió en una España en la que la mujer estaba arrinconada en el hogar sin reconocimiento alguno ni posibilidad de realización personal. Dicho eso, Después del amor no es una biografía. Es una novela inspirada en una mujer valiente que, como muchas otras, se rebelaron contra su tiempo y sus ataduras.

«LAS GUERRAS DESTROZAN AL SER HUMANO Y NOS DEJAN UN MANANTIAL DE HISTORIAS CARGADAS DE DOLOR»

¿Puede remover el estómago a aquellas mujeres que se han quedado con las ganas de vivir una historia así y se han conformado con lo establecido?

No me atrevería a afirmarlo de forma rotunda porque cada lector hará su lectura y hará suyos los sentimientos que invadieron a Carmen. Habrá quien piense “yo también debí arriesgarme por amor” y habrá quien, al contrario, crea que el sufrimiento de Carmen no le compensó…

¿Qué Sonsoles Ónega se puede encontrar más en esta novela: la periodista o la escritora?

Una mezcla de ambas con triunfo absoluto de la escritora. No me puedo abstraer de mi oficio que me ha enseñado a buscar, a rebuscar, a confirmar, a preguntar, a investigar… Sin eso que soy no sería escritora.

¿Todo periodista lleva un escritor dentro?

Es posible. Periodistas y escritores son primos hermanos o hermanos de padre y madre, y hay ejemplos fabulosos de grandes escritores que antes prestaron su pluma al periodismo e incluso a la televisión. La ecuación inversa no sale: no todo escritor es periodista.

Con esta novela has logrado el Premio Fernando Lara 2017. Además ha tenido una acogida por crítica y lectores excelente. ¿Te imaginabas este éxito?

¡No! Nunca. Escribo desde hace muchos años, llevo cinco novelas y nunca he esperado nada de la literatura más allá de poder publicar. El Premio Fernando Lara ha sido un respiro, una especie de tregua conmigo misma y con el mundo editorial. A veces las cosas salen bien. A veces…

¿Se trata de una historia abocada a convertirse en película, serie…? ¿Has tenido ya propuestas?

Mediaset, mi casa profesional en la que ejerzo el periodismo para Informativos Tele5, ha adquirido los derechos audiovisuales. Ahora Después del amor está en sus manos para adaptarla a la gran pantalla o a la pequeña. No será decisión mía, pero tengo la seguridad de que harán un buen trabajo.
ASEGURA

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies