ExposicionesRevista nº10

Cuatrocientos años de devoción en una exposición irrepetible

La Fundación Cajasol organizó junto a la Hermandad del Gran Poder de Sevilla la muestra ‘Gran Poder. Mesa te Esculpió. Sevilla te hizo’ por la celebración del IV Centenario de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder. Un éxito rotundo con más de 70.000 visitas.

A nivel cultural, el año 2020 comenzó de forma excepcional en la Fundación Cajasol. Desde finales de enero hasta el mes de marzo se pudo disfrutar en las instalaciones de la Entidad en la Plaza de San Francisco de Sevilla la exposición ‘Gran Poder. Mesa te Esculpió. Sevilla te hizo’, una de las citas que se encuentra dentro de los actos de la conmemoración de los 400 años de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder. Durante cinco semanas, más de 70.000 personas han podido admirar esta unión de piezas y enseres de gran valor tanto material como simbólico, algunos de ellos con más de cuatro siglos de antigüedad.

En este recorrido realizado a través de más de mil metros cuadrados en diferentes salas de la Fundación Cajasol, se hizo un repaso a elementos valiosos de la Historia de una de las Hermandades más importantes de la capital andaluza. Así, durante las seis salas que conformaban las dos secciones de la exposición, el espectador pudo contemplar objetos tan dispares como la Basílica de la propia Hermandad, distintos enseres de culto, así como de ofrenda y un apartado de devoción popular al Señor.

Todo ello a través del encomiable trabajo encabezado por Carlos Colón Perales, comisario de la exposición y responsable de la coordinación de los actos culturales del IV Centenario del Señor, en el que mediante la pedagogía y la explicación con murales didácticos hace posible conocer datos y descubrir elementos sobre la devoción a la talla.

Durante la inauguración, a la que asistió el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, junto al hermano mayor de la Hermandad del Gran Poder, Félix Ríos; o el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, entre otros, quedó clara la importancia del trabajo expositivo realizado. El propio Pulido relataba que “lo que se ha preparado en el interior de nuestra sede para la ocasión es algo excepcional” por todos los objetos y símbolos históricos que incluía.

DURANTE CINCO SEMANAS, MÁS DE 70.000 PERSONAS HAN PODIDO ADMIRAR ESTA UNIÓN DE PIEZAS Y ENSERES DE GRAN VALOR

Esta exposición va a constituir, sin duda, uno de los grandes acontecimientos del año, un acontecimiento muy especial y sentido por los sevillanos (…) para la Fundación Cajasol es un orgullo acoger y colaborar con esta conmemoración del 400 aniversario de la devoción del Señor de Sevilla”, aseguró el presidente de la Fundación Cajasol durante la inauguración.

RECORRIDO POR LA HISTORIA

Son muchos los objetos y enseres que se han podido admirar en esta exposición. Entre ellos destaca la canastilla del paso que labrara entre 1688 y 1692 el escultor Ruiz Gijón y que realizó años después de la entrega de la imagen del Señor. Pero haciendo un recorrido por sus salas, el visitante se encontraba una primera cámara bajo el nombre ‘Trabajos de amor en el tiempo’, que es como se tituló la primera sección y que estuvo situada en la Sala Murillo y la Sala Vanguardia. Así el espectador pudo admirar algunos de los testimonios del ‘obrar del amor en el tiempo’ desde la corporación. Entre ellos, una de las piezas más populares, la carta de pago de entrega del Señor del Gran Poder a la Hermandad con fecha uno de octubre de 1620, y que es una reliquia que se conserva en el Archivo Nacional.

En la segunda sala dedicada a la relación del devoto con el Señor, que se realiza en la Basílica que tiene su mismo nombre, se mostraron algunos testimonios como la del beato Diego de Cádiz a finales del siglo XVIII, o la del Cardenal Spínola, que fue párroco de San Lorenzo durante casi una década (1871-1879) y que consagró la práctica de los viernes del Señor.

PARA LA FUNDACIÓN CAJASOL ES UN ORGULLO ACOGER Y COLABORAR CON ESTA CONMEMORACIÓN DEL 400 ANIVERSARIO DE LA DEVOCIÓN DEL SEÑOR DE SEVILLA

Siguiendo con la visita, la tercera sala dedicada a la devoción popular fue el espacio elegido por la organización para mostrar grabados, cuadros, fotografías, o incluso películas de la devoción popular que tiene Nuestro Padre Jesús del Gran Poder. Elementos que van desde la era Gutenberg hasta la actualidad, con las redes sociales de protagonistas. Sin duda, un universo único que muestra las peculiaridades del seguimiento de la advocación al Señor.

Mientras, en el patio central de la sede de la Fundación Cajasol, se situaba la sala cuatro bajo el lema ‘En sus andas de la Madrugada o Alto fanal de trágica galeota’. Un espacio abierto para piezas de gran valor. Además del paso del imaginero Francisco Ruiz Gijón señalado anteriormente como una de las piezas más impresionantes, se pudo admirar la primera Cruz de Guía labrada por el escultor sevillano el mismo año; o la reconstrucción del altar de novena dedicado a Jesús del Gran Poder, creado en 1768, y completada tres décadas después por el beato Diego de Cádiz. Sin duda uno de los elementos de la exposición más admirados, ya que se realizó con todo tipo de detalles, tal y como estuvo en su día en la Parroquia de San Lorenzo. Asimismo, se mostró una detallada evolución iconográfica de la imagen del Señor y de su paso en estos siglos.

El recorrido finalizaba en las salas cinco y seis, espacios dedicados a la ofrenda, y que mostraron a los visitantes un gran número de potencias y túnicas del Señor. Entre todas las piezas que se pudieron admirar se encontraron las cuatro túnicas bordadas que, durante los siglos XIX y XX, fueron ofrecidas a modo de ofrenda a Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, así como la túnica morada lisa que tanta admiración obtiene por parte de los devotos. Además, en esta sala de la muestra, se pudo contemplar por primera vez la nueva túnica reconstruida de una perdida a principios del siglo XIX, y que está sufragada por donaciones de los hermanos y los devotos. Esta creación tiene como elemento diferenciador el forro interior del ropón, en el que aparecen bordados los nombres de todas las personas que han participado en dicha ofrenda. Un ejemplo de cariño y voluntad de proximidad.

En resumen, la exposición ‘Gran Poder. Mesa te Esculpió. Sevilla te hizo’ ha servido para plasmar toda la devoción al Señor de Sevilla, con objetos sacros y también comunes que unifican la tradición, con el fervor, pasando por el arte y la historia. Túnicas, potencias, cíngulos, cartelería, rótulos, fotos, y un largo etcétera que vienen a describir la pasión que tiene Sevilla por Nuestro Padre Jesús del Gran Poder.

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar