Revista nº6Solidarios

El entendimiento de la solidaridad visto desde el escenario

AINHOA ARTETA Y MANUEL LOMBO FORMARÁN EL DÚO DE LA PRÓXIMA EDICIÓN DE ‘¡QUÉ SUENEN CON ALEGRÍA!’. UN CLÁSICO QUE ES ELEMENTO INDISPENSABLE DE LA NAVIDAD DE LA FUNDACIÓN CAJASOL, Y QUE TENDRÁ LA IMPRONTA DE FRANCISCO LÓPEZ, DIRECTOR DEL ESPECTÁCULO. AMBOS SE REÚNEN CON ANTONIO PULIDO, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN, PARA HABLAR SOBRE EL ESPECTÁCULO Y LO QUE REPRESENTA PARA ELLOS.AINHOA ARTETA Y MANUEL LOMBO FORMARÁN EL DÚO DE LA PRÓXIMA EDICIÓN DE ‘¡QUÉ SUENEN CON ALEGRÍA!’. UN CLÁSICO QUE ES ELEMENTO INDISPENSABLE DE LA NAVIDAD DE LA FUNDACIÓN CAJASOL, Y QUE TENDRÁ LA IMPRONTA DE FRANCISCO LÓPEZ, DIRECTOR DEL ESPECTÁCULO. AMBOS SE REÚNEN CON ANTONIO PULIDO, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN, PARA HABLAR SOBRE EL ESPECTÁCULO Y LO QUE REPRESENTA PARA ELLOS.

Frente a frente dos artistas que llevan a otro nivel la música; la soprano Ainhoa Arteta y el cantante Manuel Lombo. Ambos visitan la sede de la Fundación Cajasol con el objetivo de presentar el nuevo ‘¡Qué suenen con alegría!’, un evento que, por el interés de otros años y por lo que representa en nuestra sociedad, es esperado por muchas personas. Los dos artistas conocen de sobra el espectáculo dirigido maravillosamente por Francisco López. Lombo participó en la primera edición junto a Ismael Jordi y Jesús Méndez, y la soprano hizo lo propio el año pasado junto a Estrella Morente, y no dudan en ponerse a sus órdenes para ofrecer, a través de su voz, la mayor solidaridad posible. Arteta me habla de una oportunidad única para volver a sentirse “a gusto” en el escenario con un artista como Manuel, y más si Francisco López está en la dirección. “Me fío de su criterio tanto musical como artístico, durante todos estos años me lo ha demostrado, por lo cual cuando Paco me dice algo yo le respondo “si tú lo dices, si tú lo ves, yo no te voy a discutir”, recalca. Por su parte, Manuel me destaca que en cuanto le llamó López no dudó en sumarse a un proyecto tan bonito como este. “Poner voz a la Navidad de la Fundación Cajasol, algo que hace unos años ya hice, es una sensación maravillosa e inolvidable (…) siempre he tenido el recuerdo que ha sido de los mejores montajes en los que he participado”, comenta.

Para todo aquel que no conozca el espectáculo, ‘¡Qué suenen con alegría!’ es una de las alternativas a la programación músico-vocal que todos estamos acostumbrados a escuchar en Navidad. Es sin duda, un espacio cultural único y renovador en estas fechas en el ámbito nacional, que desgrana un repertorio reconocible con versiones inéditas y cuidadas por voces que sorprenden por su espectacularidad y fuerza. Es, usando palabras del director del espectáculo Francisco López, “un concierto que no tiene la forma habitual, en el que se pretende ser bajo un guion, unas luces y una complicidad entre los artistas”. Durante nuestro encuentro, los dos protagonistas no dudaron en reflejar su interés en trabajar en el proyecto. Lombo me comenta que en cuanto supo que iba a trabajar con su compañera, comentó con algunos amigos y familiares la posibilidad de estar junto a Ainhoa en un evento de estas características. “Días atrás comentaba con algunos conocidos la presentación del proyecto, al decir que iba a cantar con Ainhoa Arteta, siempre había una expresión de sorpresa. Yo creo que poco más hay que añadir, imagino que serán unos conciertos inolvidables”.

Por su parte, la soprano vasca subraya que está deseando subirse a las tablas con Manuel, con el que no ha actuado nunca, pero al que ya había visto en la primera edición. “Es sin duda una opción de encontrar el camino de dos voces que van a desarrollar una fase artística que es nueva”, exponía Arteta.

LA DIRECCIÓN, EL NEXO DE UNIÓN

Uno de los elementos que más me sorprendió de los dos invitados a la Fundación Cajasol fue la percepción que tienen sobre Francisco López para el montaje del espectáculo. Mientras Manuel destaca su “visión única con respecto a la música y a los artistas”; Ainhoa lo hace sobre su “gusto y saber hacer de las cosas”. Desde la Fundación Cajasol consideramos que su participación es tan importante como la de los propios artistas que cantarán en el escenario. “En la primera edición con Ismael y Jesús, éramos tres voces totalmente distintas, pero que luego compactaron de forma genial en el escenario. Y bueno, no es que intuya, es que me atrevo a decir que en este caso será igual”.

Más reciente, el año pasado, tuvimos el placer de disfrutar de Ainhoa Arteta y Estrella Morente. En este caso, López tenía como cometido unir dos voces femeninas con potencia, que sorprenden y que son diferentes por lo que transmiten. “Fue una experiencia muy fuerte, la verdad es que yo sentí cosas impresionantes, y estar en el escenario con Estrella Morente, siendo las dos mujeres, nos retroalimentábamos”, destaca Ainhoa. La dirección de Francisco López hizo posible que una voz flamenca y otra operística sonaran a la perfección dejando una crítica maravillosa y el interés del público que llenó todos los espectáculos. La artista vasca me recuerda las directrices que les señaló Francisco para que se pudiera transmitir y llegar al espectador “desde el corazón”. “Hay que valorar que este formato lo ideó Paco desde el principio, y luego ha ido adquiriendo distintas formas dependiendo de los intérpretes que lo han hecho”, señalaba la soprano. Además del trabajo que realiza la dirección de ‘¡Qué suenen con alegría!’ con las voces, la creación del espectáculo es otro de los puntos fuertes. Hemos vivido en los últimos años el mismo formato, pero con cambios lógicos por los artistas y los temas cantados. Tanto Manuel como Ainhoa están tranquilos en ese sentido. “La idea de Paco siempre es magnífica porque no ofrece un concierto al uso, siempre hay espectáculo, y por ello siempre hay momentos de unión, momentos de entrada y de salida, es toda una conexión. Y eso estoy seguro que lo tiene en la cabeza y que justo cuando llegue el momento pues va a fluir”, señala Lombo. Con todo ello, el cantaor nacido en Dos Hermanas, destaca de Paco la disposición que tiene el director de “dar el sitio correspondiente” a cada artista, para que en espectáculos como estos no destaque uno por encima del otro. “Cuando trabajé con él en la primera edición, nosotros éramos tres y cada uno tenía su momento y no destacaba nadie por encima de nadie. Si en un villancico uno lo hacía en el centro, en el siguiente cambiaba. Lo tiene todo medido”.

LOS DOS ARTISTAS CONOCEN DE SOBRA EL ESPECTÁCULO DIRIGIDO MARAVILLOSAMENTE POR FRANCISCO LÓPEZ LOMBO: «PONER VOZ A LA NAVIDAD DE LA FUNDACIÓN CAJASOL, ALGO QUE HACE UNOS AÑOS YA HICE, ES UNA SENSACIÓN MARAVILLOSA E INOLVIDABLE»

Cuando la conversación sigue su curso, intento obtener alguna información o pista sobre lo que puede nacer de esta unión de dos grandes artistas. Ninguno de los dos quiere adelantar nada. No obstante, Arteta me reitera lo llamativo que será gracias al ingenio del director cordobés, al que llega a denominar como “el gran artista en la sombra” de toda esta historia. “Yo estoy segura de que Paco tiene en mente lo que va a ir en conjunto con Manuel y mío. No tengo ni media duda ni medio nervio, porque sé que lo tiene más que sabido. Además, incluso me va a volver a sorprender. Estoy convencida”.

SOLIDARIDAD, UNA PARTE INNATA DE LOS ARTISTAS

Otro de los elementos que más me gusta y sorprende a la vez de estos dos artistas, es la necesidad de ayudar y estar presentes en actos solidarios como estos. Ambos destacan que ‘¡Qué suenen con alegría!’ no es más que su granito de arena para contribuir con los que no tienen. “Yo siempre digo lo mismo. Esto es una obligación realmente. Primero porque tenemos una calidad de vida que es maravillosa. Estamos obligados a compartir algo de lo que tenemos. Y para nosotros es muy fácil. Tenemos una imagen en mayor-menor escala de popularidad, y hay que aprovecharlo. En definitiva, congregar a un grupo de gente a la hora de hacer una acción de este tipo es muy fácil y no nos cuesta nada”, explicaba Manuel.

Cabe destacar que el cantante sevillano colabora con la Orden de Malta, con su comedor social. Este centro, al que también aporta su granito de arena la Fundación Cajasol, da sustento a diario a cientos de personas que tienen necesidades precarias. “Soy voluntario de esta Orden de manera fija, y siempre que organizo, bien sea un concierto o bien sea una fiesta que hago en verano en mi casa de El Rocío, tengo más fácil lograr éxito de convocatoria que otra persona que sea anónima”, me comenta Lombo.

Es gratificante observar cómo un artista de este calibre tiene en su ADN el bien de ayudar.

Para él, la vida le “ha tratado bien” por lo que ve como parte de su día a día estar comprometido con las labores sociales y ayudar con el que ha tenido menos suerte.

Por su parte, y en la misma línea, destaca la labor de Ainhoa Arteta. Ya es conocido por todos, el ofrecimiento de la soprano con conciertos y espectáculos que ofrece por toda la geografía española cuando su agenda lo permite. “Soy de las personas que piensa que, no es que me sienta obligada, me siento más a gusto conmigo misma, cuando veo que la persona que tengo al lado comparte conmigo lo que puedo tener yo”, explicaba en el encuentro Ainhoa.

Y es que, la artista ya nos decía hace unos meses en la Revista Fundación la percepción que tiene sobre la solidaridad, y cómo las personas puedan mostrar su lado más solidario simplemente “abriendo el corazón”. “Yo pienso que solidario se nace, no se hace. Antes de ser cantante, eres solidaria, lo he visto en mi casa y no podría ser de otra manera. Sea cantante y tenga cuatro millones o tenga cuatro duros. Si tengo cuatro duros, dos los compartiré siempre”, relataba.

Recordando esa charla, Arteta nos narra alguna de las historias que ha vivido en su familia, donde el favor a la persona, estuviera necesitada o no, era un común. “Yo es que recuerdo que, de toda la vida, mi abuela que era peluquera, bajaba siempre a la peluquería con un ‘perolo’ de café y otro de caldo. A las clientas que venían a la peluquería, que eran las aldeanas, siempre se les daba su café y su caldo, y todo era absolutamente gratis. Y bueno, si se podía compartir un trozo de pan pues también”, narraba en la charla.

DICIEMBRE SERÁ UN MES EN EL QUE LA MÚSICA SE CONVERTIRÁ EN ALEGRÍA, Y ESTA A SU VEZ EN SOLIDARIDAD

En cuanto al asunto de la solidaridad en nuestro país, tema que siempre le pregunto a los protagonistas de estas entrevistas, tanto Lombo como Arteta piensan en la generosidad de nuestra gente. “En general, España es un país muy solidario. No sé si por la cultura o por otra cosa, pero yo he crecido así”, matizaba la soprano.

Del mismo modo, la intérprete de ópera destacó la labor de la Fundación Cajasol en diferentes ámbitos, no solo el de la solidaridad, sino en otros como la cultura, la educación o la innovación. “Para mí es muy importante tener una relación estrecha con la Fundación Cajasol, que creo que es una de las entidades en las que más se apoya la cultura, además de apoyar a través de estos conciertos a las fundaciones que ayudan a la sociedad menos favorecida”.

Sin lugar a dudas, diciembre será un mes en el que la música se convertirá en alegría, y esta a su vez en solidaridad. Y todo ello gracias a grandes profesionales del espectáculo que mostrarán su lado más humano para iluminarnos el camino de las Navidades de este año. Empezarán en el Teatro Villamarta de Jerez el 5 de diciembre, pasando por Córdoba y Sevilla, hasta terminar el 12 del mismo mes en el Gran Teatro Falla de Cádiz. Cuatro citas, insuperables cada una de ellas.

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies