FormaciónRevista nº12

Reinvención formativa y empleabilidad, las bases del éxito del Instituto de Estudios Cajasol

CON UN AÑO COMPLICADO POR EL COVID-19, EL INSTITUTO DE ESTUDIOS CAJASOL SIGUE FIRME EN EL COMPROMISO CON LA FORMACIÓN DE CALIDAD CON UNA METODOLOGÍA QUE SE TRANSFORMA. ARANCHA RODRÍGUEZ, JEFA DE ESTUDIOS DEL INSTITUTO DE ESTUDIOS CAJASOL, Y ÁLVARO MARTÍNEZ, JEFE DE RELACIONES CON EMPRESAS, NOS CUENTAN CÓMO ESTÁ SIENDO EL CURSO, ADEMÁS DE LAS OPCIONES DE PRÁCTICAS EN EMPRESAS PARA LOS ALUMNOS.

CON MÁS DE LA MITAD del curso realizado, el Instituto de Estudios Cajasol sigue su transformación como Escuela de Negocios. Evolucionando paso a paso a causa de la pandemia, el Centro sigue con su misma idiosincrasia, pero dando pasos decididos en mejorar todos los elementos formativos. Arancha Rodríguez, Jefa de Estudios del Centro, es una de las personas que mejor entiende lo que ocurre a diario en el Instituto, son ya muchos años conociendo las inquietudes y pensamientos de los alumnos que pasan por las aulas. “Es una verdadera satisfacción comprobar que las sesiones lectivas se imparten adecuadamente y que, a pesar
de la situación que estamos viviendo, los alumnos están cumpliendo sus objetivos formativos”, aclara.

Y es que el Instituto de Estudios Cajasol ha vivido en estos últimos doce meses una transformación que le ha servido de punto de inflexión. “Aprendimos a incorporar nuevas metodologías y la flexibilidad formó parte del diseño de nuestras acciones formativas desde entonces”, explicaba la responsable de estudios. Del mismo modo, el Centro ha visto una evolución en las aulas, todas ellas equipadas con la tecnología necesaria para impartir las sesiones de cada máster de forma ‘telepresencial’ desde cualquier dispositivo. El objetivo es claro por parte de la Escuela de Negocios, que la formación se dé bajo las circunstancias que así lo permitan.

A esto se le suma, según sus explicaciones, un seguimiento personalizado a cada alumno que sirve de apoyo en su devenir académico. “Somos conscientes del esfuerzo que realizan las familias en un año tan incierto como difícil. Con la ayuda de la Fundación Cajasol a través de su programa de Becas, muchos jóvenes andaluces tienen la oportunidad de conseguir una formación especializada que facilitará su incorporación al mercado laboral. Podemos decir, sin duda, que es un año sobresaliente pues parece ser que, con un escenario inédito para todos, no hemos defraudado la confianza depositada en el Instituto de Estudios Cajasol ”, afirmaba Rodríguez. Uno de los elementos claves de este año ha sido el estreno del Máster de Derecho Administrativo y Derecho Público Económico. La Jefa de Estudios afirma que con el trabajo del director, Juan Mª Jiménez Jiménez, y todo el Claustro de profesores los resultados están siendo favorables.

Con vistas al próximo curso, Arancha Rodríguez resaltaba que la nueva campaña del Instituto va a ser
“absolutamente distinta” y va a dar mucho que hablar. “La sensación colectiva de incertidumbre que rodea a los jóvenes universitarios al finalizar sus estudios suele causar cierta inquietud e indecisión. Desde el Instituto Cajasol, deseamos orientarlos y acompañarlos en su preparación al mundo profesional”, explicaba.

UNA FORMACIÓN HACIA EL ÉXITO PROFESIONAL

La principal preocupación de los alumnos que realizan un Máster es si este les ayudará para mejorar en el ámbito laboral. Los alumnos del Instituto de Estudios Cajasol saben de la calidad del Sistema de Prácticas que dispone el Centro, con más de 500 empresas de diferentes sectores adheridas. El responsable de ello, Álvaro Martínez, lleva años trabajando con su equipo para que mejore curso a curso.

“El principal objetivo no es otro que facilitar la posibilidad de que nuestros alumnos culminen su formación de manera práctica en un entorno profesional de primer nivel. Las altas posibilidades de incorporación laboral que ofrecen los másteres del IE Cajasol convierten la formación del Instituto en una oportunidad muy atractiva para los jóvenes universitarios”, resalta.

Según los datos de la Escuela de Negocios, el 30% de los alumnos son contratados al finalizar las prácticas en las empresas que las realizaron, y ese dato se multiplica por tres en menos de un año. “En poco más de un año, esta ratio se eleva hasta el 90% de incorporación laboral, ya no necesariamente en las empresas que acogen a los alumnos en prácticas, sino en general, en otras entidades que valoran la preparación con la que nuestros alumnos acceden al mercado laboral”, explicaba Martínez.

Con la nueva situación de teletrabajo en las empresas, producida por la pandemia, muchos egresados del Instituto de Estudios Cajasol han tenido que ver modificadas las prácticas. El cambio de presencia a distancia no ha sido un problema, tal y como relataba el responsable de prácticas en empresas: “Ha puesto de manifiesto la capacidad de los alumnos para adaptarse a esta nueva realidad”.

Pero el interés por el Sistema de Prácticas de la Escuela de Negocios también parte de las empresas. “Las empresas más reconocidas de nuestro entorno forman parte desde hace años de nuestro conjunto de empresas colaboradoras (…) Estos últimos cinco años han venido a refrendar la evolución positiva que el IE Cajasol viene presentando en cada curso académico en todos los ámbitos”, reafirmaba Álvaro Martinez.

Y cada vez son más las empresas de otras provincias las que se interesan por formar parte de este programa.
De esta manera, resaltaba Martínez, los alumnos tienen posibilidades de realizar su formación profesional en otros emplazamientos que les resulten más atractivos.

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies